Pluma Negra

 

José Calzada.

EL INFORME DEL ODIO

Como lo marca la Constitución del Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave, el Ejecutivo deberá comparecer con el Informe de Labores ante el Congreso Local sometido por el propio Gobernador para que la alianza PAN-PRD mantenga el control de ese poder que legitima las acciones de gobierno con beneplácito, con un forzado mayoriteo que opaca la democracia, sin embargo, los arreglos alcanzados desde la política no matizan el odio que emana desde Palacio de Gobierno, el rencor con el que se gobierna y se elaboró el primer informe que deja en segundo plano al propio gobernador y coloca como actores principales a dos ex gobernadores.

El próximo miércoles 15 de noviembre el Ejecutivo asistirá al Congreso Local, sin actos faraónicos, se dice en sus redes sociales oficiales, sin embargo, los actos protagónicos, de rencor y rijosos se observan en los espectaculares y el promocional de dicho informe.

El primer año de los dos que gobernará Miguel Ángel Yunes Linares sólo sobresalen los muertos, los secuestros, ajustes de cuentas, levantones, extorsiones, asaltos, homicidios, femenicidios, chupaductos, robos, crisis de seguridad, zozobra y miedo en la población desde Pueblo Viejo hasta Las Choapas. Pero la palabra clave para el actual gobierno es venganza, el ajuste de cuentas es la única preocupación del actual gobierno, aunque se ejerce de manera parcial, los protagonistas del vómito negro así como los cómplices de la política mantienen la impunidad total.

Tampoco se toca a los corruptos del actual gobierno, sólo los enemigos políticos merecen la cárcel y el juicio sumario del justiciero, los actos de corrupción de los empleados del actual gobierno gozan de gracia y justicia invertida.

Así es como concluye el primer año del gobierno de la alternancia, sin orden, sin justicia para miles de víctimas de la delincuencia, sin pago a miles de maestros, sin nada que destacar más que la promoción descarada del alcalde de Boca del Río que con el acuerdo e intereses familiares, recorre el estado de Veracruz para mantener el “cambio”, ese cambio que no trajo resultados para los veracruzanos.

En relación a las finanzas, tampoco se observaron cambios ni solvencia, el logro más grande cacareado es el decomiso de bienes y dinero de algunos de quienes se lo robaron en el sexenio anterior. La renegociación de la deuda se registró exactamente con los mismos fines y el mismo costo que los gobiernos anteriores. No hay cambio, no hay un nuevo Veracruz, tampoco se dio a conocer la noticia que cimbraría a todo México. Los resultados no se aprecian, no se ven ni se sienten.

Llevar despensas con logos y promoción política de la alianza PAN-PRD es lucrar con el hambre y la necesidad de los ciudadanos tras una desgracia, eso lo hicieron los empleados de Yunes Linares en Coatzacoalcos.

Y por cierto que Coatzacoalcos es la zona de Veracruz de mayor intensidad en violencia, aunque en todo el territorio se observan hechos delictivos día y noche, en el sur del estado, la situación es realmente de crisis total, los asesinatos incluyen a migrantes por

disparos de la propia Policía Federal, también los robos de autos hasta en las puertas de las instalaciones de la Fiscalía.

Las cuentas para los veracruzanos no son las mejores durante el primer año y no se prevé que el segundo año sea mejor, todo lo contrario el pronóstico para el segundo y último año, es de inmoralidad política en donde los hijos de los hombres y mujeres en el poder serán financiados con recursos públicos para buscar nuevos escaños en el poder, lo mismo que criticaron para llegar a poder, exactamente lo mismo.

FANTASMA AZUL

Y si de hacer lo mismo se trata, el gobierno del estado a cargo de Yunes Linares es el protagonista de fomentar empresas fantasmas como la que estafa a miles de trabajadores de la Secretaría de Salud con una nómina alterna secreta con toda la información de los trabajadores, el problema explotó por que la Secretaría de Hacienda empezó a cobrar los impuestos de esos trabajadores que tienen dobles ingresos sin saberlo.

El monto individual por el que el SAT requiere a los trabajadores de Salud no es elevado, es similar a su sueldo, sin embargo, en miles de trabajadores que son objeto de abuso de parte del gobierno, los montos se multiplican y alcanzan millones de pesos que tienen un destino incierto, pero que sin duda se trata de una operación quirúrgica desde la administración estatal.

Las mañas se confirman por que hace unos días, la Organización Nacional Anticorrupción (ONEA México) dio a conocer que el Partido Acción Nacional presuntamente utilizó una empresa fantasma ligada al exgobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa para justificar los gastos de la campaña en las elecciones en junio pasado para para la Alcaldía de Fortín y de otros municipios, que por cierto ganó. Y es que el PAN en Veracruz firmó en mayo pasado un contrato con la empresa Tornado Consulting Group S.A de C.V, para la ubicación de la publicidad en espectaculares, estrategia de colocación, retiro y lonas correspondientes, necesarios para la exhibición de los anuncios en campaña de varios de sus candidatos a alcaldes.

El tema apenas comienza, y aunque el propio gobernador ya salió a desmentir, lo cierto es que los trabajadores de Salud no se dejarán ya tomaron el valor de salir a la calle para denunciar los hechos y en cuestión de días, la denuncia se multiplicará tanto como empleados de salud existen en la doble nómina.

plumanegra12@gmail.com

 
 

Noticias Relacionadas

Sobre el Autor

 
 

0 Comentarios

Puede ser el primero en comentar.

 
 

Comentar

 




 
 

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.