Enfoque: Se aplica Profepa

 

Esperanza Morales.

Fueron la Organización ambientalista SeaShepherdMx y La Fundación Chalchi, las primeras en alzar la voz de desastre ambiental en la Isla Salmedina en Veracruz, tras la fiesta que se hizo en el área natural protegida.

Ambas agrupaciones son reconocidas por el trabajo que tienen en el cuidado y protección al medio ambiente. A este clamor se sumaron cientos de ciudadanos que externaron su inconformidad en redes sociales.

Medios de comunicación locales y nacionales comprometidos con la causa, condenaron los hechos y exigieron a las autoridades de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente actuara para sancionar a los responsables del maltrato a tortugas y el allanamiento a la isla, donde llevaron alimentos, bebidas, música y hasta juegos pirotécnicos.

Ante la presión social, la PROFEPA, no le quedó de otra que actuar y éste sábado anunció el cierre parcial de la isla Salmedina y la isla de Enmedio.

El gobierno federal, debe ser enfático en este tema, es urgente que el cierre no sea parcial, sino total a estas islas, en las que hay tortugas, especie en peligro de extinción y a donde de manera cotidiana ingresan personas que son llevadas por los lancheros, que privilegian el dinero ante que el cuidado del entorno.

Ya basta de que los prestadores de servicios turísticos quieran hacer negocio a consta del daño al entorno y los arrecifes con la organización de estas fiestas.

VERDADEROS AMBIENTALISTAS

Desde este espacio, nuestro reconocimientos a la organización, SeaShepherdMx, Olga Díaz Ordaz Terrones, Gaspar Monteagudo, ambientalistas que llevan años alzando la voz, defendiendo esta causa. Ellos no son ningunos improvisados, ni arribistas en el tema, que busquen reflectores como otros que se cuelgan ahora del incidente en la Isla Salmedina.

 
 

Noticias Relacionadas

  • No hay

Sobre el Autor

 
 

0 Comentarios

Puede ser el primero en comentar.

 
 

Comentar

 




 
 

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.